Cotización en bolsa. Expansión al mercado extranjero: 1945-1984

Con una licencian de GHQ, Takeda convirtió las ruinas bombardeadas de un arsenal naval de Hikari, en la prefectura de Yamaguchi, en una fábrica. Este hecho  marcó el primer uso privado de un terreno público después de la guerra. Se convirtió en la segunda planta principal de Takeda, después de la planta de Osaka, y producía principalmente vacunas, las cuales eran altamente necesarias para la sociedad en aquel entonces.

En mayo, Takeda lanzó sus acciones y se convirtió en una empresa de capital abierto.

Takeda produjo Panvitan®, las primeras multivitaminas de Japón.

Takeda y ACC proporcionaron la mitad del capital cada una para fundar Lederle (Japan) (en la actualidad, Wyeth K.K.). Fue la primera empresa conjunta farmacéutica de Japón después de la guerra. Lederle (Japan) fabricó el antibiótico Aureomycin, que Takeda comercializó.

Takeda desarrolló con éxito y empezó a comercializar el derivado de la vitamina B1 Alinamin®, un profármaco que aumentaba la absorción de la vitamina B1. En aquella misma época, la compañíatambién empezó a suministrar vitaminas para el enriquecimiento de la comida con el fin de reducir la malnutrición causada por la escasez de alimentos después de la guerra.

Shoshisha data de 1923, cuando Chobei Takeda empezó a usar su propio patrimonio para apoyar a los estudiantes sin recursos.  

La Shoshisha Foundation se creó en 1960 para continuar con esa labor.

Tras el establecimiento de la empresa de producción y comercialización en Taiwán en 1962, Takeda estableció empresas de producción y comercialización en el Sudeste Asiático, incluidos Filipinas, Tailandia e Indonesia. Tianjin Takeda Pharmaceuticals Co., Ltd., fundada en 1994, se convirtió en la primera planta de China en ser certificada en Buenas Prácticas de Producción.

Financiada con una donación de Takeda, esta fundación se creó para contribuir al desarrollo de cultura y tecnologías científicas mediante el apoyo y el fomento de la investigación en campos relevantes.

La fundación ha ido expandiendo sus operaciones continuamente, año tras año.

En 1978, Takeda estableció una empresa conjunta de comercialización farmacéutica en Francia, seguida por bases de operaciones en Alemania e Italia.