Las claves de Takeda para crecer con excelencia

Con la celebración de nuestro 235 aniversario, reflexionamos sobre las formas en las que ha evolucionado nuestra actividad e integramos la sabiduría y experiencias que hemos adquirido por el camino.

Como ocurre en la vida de las personas, muy poca gente  puede decir que lo tiene todo en cada etapa de su vida. Lo mismo sucede  en las compañíasEn este sentido, hace falta un enfoque sincero y pragmático para poder evolucionar con el fin de cumplir mejor nuestra misión. A lo largo de la historia de Takeda, hemos permanecido fieles a nuestras raíces, a la vez que seguimos abiertos a nuevos enfoques que nos hagan crecer. Como las personas.

Estas son las claves para que nuestra actividad crezca de manera sostenida y sostenible:

Innovar, innovar, innovar

Al igual que las personas  deben esforzarse por incrementar su crecimiento personal; del mismo modo, las compañías tampoco  deben estar satisfechas haciendo lo mismo de siempre, ya sea – su cartera de medicamentos, en nuestro sector-, la manera en que atienden las necesidades de los pacientes, la forma en que sus equipos colaboran entre ellos o la manera en la que contribuyen con el desarrollo de comunidades desfavorecidas de todo el mundo. En Takeda, siempre nos esforzamos por potenciar estas áreas clave y seguimos impulsando nuevas maneras de trabajar para ser más eficaces.

Recordar quién eres

Sentirnos cómodos en nuestra propia piel y ser fieles a nuestros principios sólo puede beneficiarnos. Trabajamos según una filosofía corporativa que llamamos el “Takeda-ísmo”, la cual guía nuestra toma de decisiones conforme a nuestra cultura. Se trata de llevar a cabo nuestra actividad  con integridad, justicia, honestidad y perseverancia. Ser fieles a nuestros valores éticos siempre merece la pena.

Mirarse al espejo

A veces es necesario mirarse a los ojos a uno mismo y enfrentarse a la realidad. Retarnos a nosotros mismos para crecer, fortalecer nuestras capacidades y servir mejor a los pacientes siempre ha sido importante para nosotros. En algunas ocasiones, tenemos que dar un paso atrás y decir “esto no está funcionando, tenemos que arreglarlo”. Otras veces, decimos “esto está funcionando muy bien en esta parte del mundo. Vamos a trasladarlo a otros lugares”. Ser sinceros sobre quiénes somos como compañía, no solo nos ha ayudado a ganar solidez  a lo largo de los años, sino que también nos ha otorgado la capacidad de tomar mejores decisiones.

Hacer buenos amigos

Ser un buen socio y elegir a buenos socios es algo muy importante no sólo para el crecimiento personal a largo plazo, sino también para nuestro crecimiento como empresa. Tenemos la capacidad de llegar a más pacientes gracias a todas las organizaciones con las que colaboramos. Centros de de investigación, universidades, sociedades científicas, asociaciones de pacientes y organizaciones sin ánimo de lucro, entre otras, son  algunas de las entidades con las que hemos creado alianzas a lo largo de los años. En el entorno en el que nos movemos, sabemos que es fundamental colaborar para acelerar los resultados de la investigación.

Lo importante son las personas

Al fin y al cabo, somos personas a disposición de de otras personas. En Takeda, el paciente, los profesionales sanitarios y nuestros empleados son siempre el centro de todo lo que hacemos, porque las personas son lo primero. Eso es algo que nunca olvidamos.