Habilitar la accesibilidad Habilitar la accesibilidad

Osteosarcoma: El cáncer de hueso que puede cambiar el rumbo de la vida a temprana edad

30 de julio de 2021

− Los huesos también son susceptibles a la aparición de tumores malignos como el osteosarcoma, una enfermedad que corresponde al 3 % de los cánceres que ocurren en la infancia

 

Bogotá, julio de 2021. En el marco del Día Mundial del Sarcoma (13 de julio) y a través de la campaña #CordónAmarillo”, el Instituto Nacional de Cancerología (INC) invita a la población del país a conocer más sobre el osteosarcoma y cómo detectarlo a tiempo, dado a que es un tumor óseo agresivo que afecta a niños y adolescentes. Se presenta entre niños y adolescentes entre los 7 a 20 años, pero su gran pico es a los 14 años.

Según el INC, el osteosarcoma es el tumor óseo primario más frecuente en los niños. Este se origina generalmente en huesos largos de crecimiento longitudinal amplio como son el fémur, la tibia y el humero. Asimismo, se desarrolla y crece generalmente por fuera del hueso e incluso puede llegar a presentar metástasis en los pulmones. La incidencia global para el osteosarcoma es de 0.5 a 1 caso por 100.000 adolescentes, lo que la hace una enfermedad rara y poco frecuente. Así lo afirma el ortopedista oncólogo del INC, el doctor Camilo Soto: “Desafortunadamente este cáncer es muy maligno. Se trata de una clase de tumor que necesita tratamiento intenso. La otra situación desafortunada, es que se presenta en la época de crecimiento longitudinal  de los niños y su transición a adolescencia donde hay más fabricación de tejido óseo para cumplir con esa meta de crecimiento y es precisamente en esta etapa, en la pre adolescencia, cuando más frecuentemente se presentan los tumores óseos malignos”.

En Colombia en el 2020 según datos de Globocan se presentaron 2.211 nuevos casos de cáncer entre los 0 y 19 años. Siendo el más frecuente Leucemia con 777 nuevos casos. (Globocan, 2020)

En el año 2019 de 7.354 casos nuevos de cáncer atendidos en el INC, se identificaron 58 casos nuevos de cáncer en huesos y articulaciones (0,8% del total de casos nuevos atendidos). De estos 58 casos nuevos, 22 casos corresponden a osteosarcomas (37,9% dentro de los tumores óseos y 0,3% del total de casos nuevos atendidos en la institución).

De los casos nuevos de osteosarcoma 10 fueron en hombres (45,5%) y 12 casos en mujeres (54,5%). En cuanto a grupo de edad, 8 casos fueron en menores de 0 a 14 años (36,4%), 11 casos de 15 a 44 años (50,0%) y 3 casos de 55 a 64 años (13,6%). (INC, 2019)

Por esto, la clave está en prestarle atención oportuna a sus signos y síntomas. De acuerdo con el INC, el osteosarcoma tiene su gran pico de incidencia a los 14 años y una de sus principales manifestaciones es el dolor en los huesos, que a veces no se interpreta de una forma correcta, puesto que tiende a confundirse con dolores propios del crecimiento o traumas causados por actividades deportivas. De esta manera, ante un dolor permanente, inexplicable, constante, que no mejora con reposo, que durante la noche interrumpe el sueño y produce cojera permanente, es importante consultar al médico.

En el caso de la paciente Juana Mayorga (20 años), sus síntomas iniciaron cuando ella tenía 12 años, primero, con un dolor intenso en su rodilla que motivó a sus padres a acudir al doctor Camilo Soto, quien les orientó hacia su diagnóstico y el tipo de tratamiento.  Por supuesto, a su corta edad no entendía el porqué de este cáncer y le temía a cada visita al médico; no obstante, encontró en el INC todo el apoyo para ella y su familia. El proceso médico iniciado con el grupo de ortopedia oncológica del INC le permitió asimilar con claridad lo que significaba su enfermedad, tratamiento y recuperación y a valorar que, gracias a la oportuna respuesta, tenían la esperanza de mejorar su calidad de vida.*

A 8 años de haber sido diagnosticada con osteosarcoma, “hoy me uno a este llamado a la conciencia social sobre la enfermedad, la cual me cambió la vida desde que era una adolescente, una etapa en la que comencé de nuevo a construir mi historia, a madurar más rápido -en comparación con mis amigas- y aprender a proyectar mi futuro desde otra perspectiva”, señala la joven, quien hoy se encuentra totalmente recuperada y está próxima a iniciar sus estudios de química farmacéutica en la Pontificia Universidad Javeriana.

De hecho, una vez diagnosticado el cáncer óseo, se debe iniciar tratamiento con quimioterapia para reducir el tumor y luego cirugía para salvar la extremidad. “Afortunadamente, en Colombia tenemos todos los métodos universales de reconstrucción de huesos al alcance de los ortopedistas. También, contamos con injertos de bancos de tejidos, prótesis oncológica o la combinación de prótesis e injerto de banco. Los cuales contribuyen a mejorar la calidad de vida de estos pacientes, puntualiza el doctor Camilo Soto, ortopedista oncólogo del INC.

Es así como en el marco del Día Mundial del Sarcoma, la campaña #CordónAmarillo busca sensibilizar a la población en general sobre la importancia del diagnóstico y tratamiento oportunos de esta enfermedad, también destaca la labor realizada por la comunidad médica en favor de una mejor calidad de vida para los pacientes en el país.

Referencias

  • (s.f.). Obtenido de https://gco.iarc.fr/today/online-analysis-pie?v=2020&mode=cancer&mode_population=continents&population=900&populations=170&key=total&sex=0&cancer=39&type=0&statistic=5&prevalence=0
  • Globocan. (2020). https://gco.iarc.fr/. Obtenido de https://gco.iarc.fr/: https://n9.cl/q01bf
  • INC. (2019). Anuario estadístico 2019. Registro Institucional de Cáncer. Bogotá.

 

* Testimonio de paciente suministrado por el INC.